POR QUÉ LA DIVERSIDAD SIGNIFICA CAMBIO, PERTENENCIA….Y GANANCIAS

January 4, 2020 | Share this article

“Contrata a más mujeres”
“Contrata a más personas negras y mestizas”
“Publica un anuncio en el Día del Orgullo Gay”

Algunas organizaciones realizan un peligroso chequeo de control en lo que se refiere a la diversidad, para luego terminar preguntándose por qué todos sus esfuerzos no han generado resultados tangibles. Asimismo no logran cumplen sus objetivos, los proyectos se estancan y los pasillos lucen como siempre.

Esto se debe a que la verdadera diversidad debe reflejar un cambio significativo, en el cual la transformación ocurra en todos los niveles de una organización, con los esfuerzos de todos los empleados a lo largo de la escalera corporativa. La verdadera diversidad es un aspecto significativo de la cultura de una empresa, objeto de un discurso y planificación ejecutivos y coherentes, y que está íntimamente relacionado con los objetivos comerciales. A la par de esta verdadera diversidad existe un concepto generalizado dentro del cual el desarrollo de una fuerza de trabajo diversa no solo implica hacer las cosas correctas, sino que incluye la existencia de un impacto innegable en el resultado final.

En el informe de McKinsey titulado “Delivering Through Diversity”, los investigadores concluyeron que las empresas que cuentan con los equipos ejecutivos más diversos a nivel étnico tienen un 33% mayor probabilidad de sobrepasar a sus pares en términos de rentabilidad. A pesar de eso, los grupos latino y afroamericano denotan un tan solo 4% de posiciones ejecutivas sénior a nivel nacional, y los asiático-americanos comprenden tan solo 5%. Estas estadísticas son especialmente preocupantes en la industria publicitaria, dado que estamos encargados de conectarnos con las personas de todos los rincones de la sociedad. Nuestro mundo está cambiando y desplazándose a un ritmo en el cual para el año 2040 las minorías étnicas existentes hoy en día en los Estados Unidos pasarán a constituir la mayor parte de la población. ¿Cómo es que entonces podemos relacionarnos de forma efectiva con las diferentes audiencias en esa magnitud si no contamos nosotros mismos con tal diversidad en todos los niveles?

Lee el artículo completo aquí